El síntoma del mundo

images-5

Lo que los humanos historizan del amor, la memoria del coito, el placer que se busca inconscientemente repetir, el deseo voraz que nos recuerda cuan salvaje es el deseo de los demás.

La lascivia politicamente correcta, los machistas abusivos, las feministas racionales, los homosexuales que solo piden ser tratados como los demás; como esos normales reprimidos, censurados a nombre de una educación que difícilmente es cuestionada, excluidos por aquello que llaman valores, normales que siempre piensan ser mejores o valer más, inclusive ser más amados hasta por un ausente Dios que ellos juran esta presente, entre nosotros, obsequiando el paraíso solo a los que tengan fe.

Religiosos que llaman drogadictos y locos a quien no crea y viva como ellos,  corazones llenos de manchas de soledad, de aquel diálogo personal que siempre incluye imaginariamente a alguien más.

Lo que hablamos y asumimos como palabra nuestra, es una herencia de alguien, de algún libro, de una madre, de ese padre, del sacerdote elocuente, en los más funestos casos, de ese televisor encendido, de la opinion digital, de tanta información enajenante, lo que hablamos quizás sea ese remanente social, el individuo que es parte de este gran asco y caos social, el síntoma del mundo es su sociedad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *