La música y la maldad en la repetición

images (1)

La música y la maldad en la repetición

Víctor Hugo Espino Hernández.

 

¿Qué es lo que hay en un recuerdo arraigado en lo profundo de la memoria? La tipificación que se organiza a partir de nuestras vivencias no es voluntaria. Si se trata de profundizar en un recuerdo se obtiene un obstáculo mayor que en el hecho de querer olvidarlo. Por esta razón no se percibe nunca el quid fundamental del recuerdo.

El deseo de personalizar una acción por medio de la praxis le compete a la razón instrumentalizada, razón altamente inductiva de procesos mecánicos. El recuerdo sin embargo es, en primera instancia, totalmente opuesto a la razón y a la razón inductiva, a la lógica. Anterior al recuerdo hay una nostalgia que se ha de derramar junto a las vivencias imaginarias. El recuerdo produce un motivo. El motivo es lo que se ha querido anular en la satisfacción de deseos materiales y espirituales. Sin la continuidad que produce un recuerdo funesto es imposible experimentar la tristeza y el abandono como individuo frente a un mundo de desesperanza y dolor.

No hay recuerdo imperceptible para el alma activa y con mirada profundamente humana. El punto de comparación de un individuo así será, por fuerza, su propia dignidad. Por ello, es necesario examinar el cerebro a través del recuerdo honesto de amores olvidados.

Cuando en los oídos retumba la canción que un día fue maravillosa por tener un sentido al compartirla, se escucha una sensación horrible que en la mayoría de los individuos debe llamarse nostalgia. La música y la nostalgia van de la mano en el mundo moderno o en la época moderna. Por brevedad nos abstenemos a fomentar una lectura más aguda sobre el recuerdo, ya que complicaría la existencia del individuo hasta el punto de considerar su vida humana una verdadera farsa. ¿Por qué razón hay que olvidar los recuerdos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *